Rubros remunerativos y no remunerativos

rubros remunerativos y no remunerativos para indemnizaciones laborales como por ejemplo la indemnización por antigüedad o despido

Incidencia de la determinación de rubros remunerativos y no remunerativos para la indemnización por despido

La precisa determinación y distinción de estos rubros servirá de base para calcular el salario sobre el que se liquidará una indemnización por antigüedad o despido. Por otra parte los rubros remunerativos no solo sirven de base para el cálculo de indemnizaciones sino también de otras prestaciones como por ejemplo el SAC y las vacaciones.

Sin perjuicio de lo anterior cabe agregar a los fines de la seguridad social, son los rubros remunerativos los que sirven de base para calcular aportes (a cargo del trabajador 11%) y contribuciones (empleador, 16%). Y a los fines impositivos se calcula el impuesto a las ganancias.

Primera distinción conceptual entre rubros remunerativos y no remunerativos

En primer lugar cabe conocer que se entiende por remuneración. Por un lado la Ley de Contrato de Trabajo ordena:

Artículo 103. —Concepto. A los fines de esta ley, se entiende por remuneración la contraprestación que debe percibir el trabajador como consecuencia del contrato de trabajo. Dicha remuneración no podrá ser inferior al salario mínimo vital. El empleador debe al trabajador la remuneración, aunque éste no preste servicios, por la mera circunstancia de haber puesto su fuerza de trabajo a disposición de aquél.

Por otro lado, el Convenio 95 de la OIT (norma supralegal) establece:

Art. 1.- A los efectos del presente convenio, el término «salario» significa la remuneración o ganancias, sea cual fuere su denominación o método de cálculo, siempre que pueda evaluarse en efectivo, fijada por acuerdo o por la legislación nacional, y debida por un empleador a un trabajador en virtud de un contrato de trabajo, escrito o verbal, por el trabajo que este último haya efectuado o deba efectuar o por servicios que haya prestado o deba prestar.

De lo anterior resulta que remuneración (esencia del rubro remunerativo) es lo que el empleador paga al trabajador por esa puesta a disposición la su fuerza de trabajo. Es decir cuando se paga en función de la prestación laboral en sentido amplio por ejemplo sueldo, horas extras, aguinaldo, vacaciones y descanso.

Con mayor amplitud, el artículo 103 de la LCT proyecta una definición de remuneración como «la contraprestación que debe percibir el trabajador como consecuencia del contrato de trabajo». Por lo general, la remuneración se paga por el trabajo efectivamente prestado; sin embargo en algunos casos el trabajador conserva el derecho al pago, aun cuando el trabajo no se presta siempre que la omisión no le fuera imputable (por ejemplo vacaciones, feriados, enfermedades, etc.); todo ello en virtud de que el contrato de trabajo, si bien es sinalagmático, no lo es en sentido estricto en razón del principio protectorio del derecho del trabajo. Téngase presente aquí, que el trabajador pone en la relación laboral su dación de trabajo, pero asimismo constituye la parte más débil de la misma, por ello tiene derecho a ser protegida para poder integralmente subsistir. De allí que la remuneración no depende exclusivamente de los servicios efectivamente prestados por el trabajador ni lo alcanza el riesgo de la empresa.

Mientras que no es remuneración (rubro no remunerativo) lo que se abona por un concepto distinto a la prestación laboral como por ejemplo las asignaciones familiares.

Normativa

El Decreto 633/2018 regla:

ARTÍCULO 4°.- El MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL no dará curso, ni homologará o registrará, en el marco del procedimiento de negociación colectiva previsto en la Ley N° 14.250 (t.o. 2004), aquellos convenios colectivos de trabajo y/o acuerdos con similares efectos que contengan sumas o conceptos de naturaleza salarial sobre los que las partes acuerden otorgarle carácter no remunerativo, con excepción de aquellos supuestos contemplados en los artículos 103 bis, 106 y 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo N° 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias, y las situaciones en las que pudiese corresponder tal excepción, encuadradas en el procedimiento regulado por los artículos 98 a 105 (ambos inclusive), de la Ley N° 24.013 y sus modificatorias y normas reglamentarias.

Por consiguiente quedan expresamente fijados los conceptos que no tienen carácter remunerativo y que se hallan previstos como tales en la Ley de Contrato de Trabajo además de la situación especial prevista en la Ley Nacional de Empleo: Procedimiento Preventivo de Crisis de Empresas.

Cuáles son los rubros no remunerativos

De la norma expuesta arriba resulta que son rubros no remunerativos los siguientes:

Los beneficios sociales

LCT Art. 103 BIS. — Beneficios sociales.

Se denominan beneficios sociales a las prestaciones de naturaleza jurídica de seguridad social, no remunerativas, no dinerarias, no acumulables ni sustituibles en dinero, que brinda el empleador al trabajador por sí o por medio de terceros, que tiene por objeto mejorar la calidad de vida del dependiente o de su familia a cargo.

Son beneficios sociales las siguientes prestaciones:

a) Los servicios de comedor de la empresa,

b) (Inciso derogado por art. 1º de la Ley Nº 26.341 B.O. 24/12/2007)

c) (Inciso derogado por art. 1º de la Ley Nº 26.341 B.O. 24/12/2007)

d) Los reintegros de gastos de medicamentos y gastos médicos y odontológicos del trabajador y su familia que asumiera el empleador, previa presentación de comprobantes emitidos por farmacia, médico u odontólogo, debidamente documentados;

e) La provisión de ropa de trabajo y de cualquier otro elemento vinculado a la indumentaria y al equipamiento del trabajador para uso exclusivo en el desempeño de sus tareas:

f) Los reintegros documentados con comprobantes de gastos de guardería y/o sala maternal, que utilicen los trabajadores con hijos de hasta seis (6) años de edad cuando la empresa no contare con esas instalaciones;

g) La provisión de útiles escolares y guardapolvos para los hijos del trabajador, otorgados al inicio del período escolar;

h) El otorgamiento o pago debidamente documentado de cursos o seminarios de capacitación o especialización;

i) El pago de gastos de sepelio de familiares a cargo del trabajador debidamente documentados con comprobantes.

(Artículo incorporado por art. 1º de la Ley N° 24.700 B.O. 14/10/1996)

Los viáticos no gastados (viáticos abonados sin rendición de cuentas)

A estos efectos la LCT dispone: “Art. 106. —Viáticos. Los viáticos serán considerados como remuneración, excepto en la parte efectivamente gastada y acreditada por medio de comprobantes, salvo lo que en particular dispongan los estatutos profesionales y convenciones colectivas de trabajo.”

Entonces el pago de viáticos reviste carácter de remuneración «sólo» en la parte efectivamente gastada y acreditada por medio de comprobantes.

En cambio, cuando el viático se paga en forma global, por ejemplo como suma fija mensual, integra la remuneración, siempre que el trabajador perciba el importe sin obligación de rendir cuentas. (Art. 7, ley 14.546 Régimen Jurídico del Viajante).

Las compensaciones en dinero por suspensiones laborales fundadas en falta o disminución de trabajo o fuerza mayor

Con acuerdo a ello la LCT ordena: “Art. 223 BIS. Se considerará prestación no remunerativa las asignaciones en dinero que se entreguen en compensación por suspensiones de la prestación laboral y que se fundaren en las causales de falta o disminución de trabajo, no imputables al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada, pactadas individual o colectivamente u homologadas por la autoridad de aplicación, conforme normas legales vigentes, y cuando en virtud de tales causales el trabajador no realice la prestación laboral a su cargo. Sólo tributará las contribuciones establecidas en las Leyes Nros. 23.660 y 23.661. (Artículo incorporado por art. 3 de la Ley N° 24.700 B.O. 14/10/1996)”

Para más, conforme la ley 24.700 se recepta el concepto de beneficios sociales para distinguirlo del de remuneración. Los primeros son los que recibe el trabajador de su empleador al simple efecto de mejorar su calidad de vida. Mientras que el art. 223 bis incorporado por la ley 24.700 refiere expresamente a los beneficios sociales consistentes en asignaciones de dinero para compensar las suspensiones de la prestación de trabajo y que se funden en fuerza mayor y falta o disminución de trabajo.

Estas sumas tienen carácter no remunerativo (son beneficios sociales), por consiguiente y de acuerdo al art. 3 del decreto 137/97: estas sumas no están sujetas a aportes y contribuciones.

También te puede interesar leer:

Ir arriba