Resolver un caso jurídico

método para resolver casos

Sin lugar a dudas, un método se justifica solamente porque hay personas que llegan al convencimiento de que lo necesitan.

Afirmar que necesitamos un método para resolver asuntos jurídicos, es una cuestión de cada operador jurídico que encuentre la necesidad de usar un procedimiento preestablecido para resolver el caso que se le presenta.

De hecho, los abogados, jueces, juristas utilizan uno o varios métodos, para arribar a soluciones jurídicas y conocimientos nuevos.

Cada abogado sigue ciertas pautas que ha descubierto desde su experiencia cuando un caso llega al estudio. Piense usted “qué hace” cuando escucha al cliente por primera vez, cuando se dispone a preparar el litigio, a escribir la demanda, a entablar una acción determinada, a denunciar un delito o a preparar la prueba. Bueno, usted está usando un método o mejor dicho varios métodos.

Se tiene un método cuando se sigue un cierto “camino”, para alcanzar un cierto fin, propuesto de antemano como tal. En nuestro caso será “resolver un problema jurídico, tomar una decisión y argumentarlo”.

No se pretende ofrecer un algoritmo del descubrimiento, en el sentido de un conjunto de reglas metodológicas cuya correcta aplicación nos guíe con seguridad al éxito y a ganar un pleito, sino de ofrecer algunas pautas para asistirnos a descubrir las soluciones posibles.

Por el momento me animo a exponer algunos aportes que son una ínfima muestra de lo que puede ser un método para resolver un caso jurídico, seguramente los hay mejores y diferentes, pero es un camino posible que admite las variaciones que del mismo pueda darle el lector. Pues en definitiva, para hallar lo que buscamos, sólo una pluralidad de métodos puede ser fecunda.

Para seguir leyendo:

Las  tres etapas para resolver casos:

1) La Invención

2) La Decisión

3) La construcción teórica y la Justificación.

 

BASADO EN EL LIBRO:  «CÓMO PLANTEAR, RESOLVER Y ARGUMENTAR UN CASO».  SUÁREZ, CARINA V. EDITORIAL GARCÍA ALONSO. AÑO 2011

Ir arriba