Prescripción de la acción cambiaria

acción cambiaria prescripción
  • Voces: ACCIÓN CAMBIARIA. PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN.
  • Sumario:

La sentencia que declara la prescripción de la acción cambiaria carece del atributo de definitividad en la medida en que la prescripción declarada perjudica sólo a la acción ejecutiva para la percepción del crédito, pero no compromete la posibilidad de hacerlo acudiendo a la vía causal.

  • Datos del fallo:

Tribunales: Suprema Corte de Justicia de la Plata
Autos: Muñoz, Elsa Beatriz c/ Alvarado, Carlos y otros s/ Ejecutivo causa C. 87.417 del 7/2/208
Voces: ACCIÓN CAMBIARIA. PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN.

  • Texto del Fallo Judicial

A C U E R D O

En la ciudad de La Plata, a 7 de febrero de 2007, habiéndose establecido, de conformidad con lo dispuesto en el Acuerdo 2078, que deberá observarse el siguiente orden de votación: doctores Hitters, Roncoroni, Pettigiani, Kogan, Genoud se reúnen los señores jueces de la Suprema Corte de Justicia en acuerdo ordinario para pronunciar sentencia definitiva en la causa C. 87.417, «Muñoz, Elsa Beatriz contra Alvarado, Carlos   y   otros. Ejecutivo».

A N T E C E D E N T E S
La Sala II de la Cámara de Apelación en lo Civil   y   Comercial del Departamento Judicial de General San Martín confirmó el fallo de primera instancia que había hecho lugar a la prescripción planteada.
Se interpuso, por la actora, recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley.
Oído el señor Subprocurador General, dictada la providencia de autos   y   encontrándose la causa en estado de dictar sentencia, la Suprema Corte resolvió plantear   y   votar las siguientes

C U E S T I O N E S
1ª) ¿Ha sido bien concedido el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley?
Caso afirmativo:
2ª) ¿Es fundado el mismo?

V O T A C I O N
A la primera cuestión planteada, el señor Juez doctor Hitters dijo:
1. La Cámara a quo confirmó el fallo de primera instancia que había hecho lugar a la excepción de prescripción planteada al entender que el cheque fue librado a la orden de Andrés Juan Badessich   y   él era el único legitimado para iniciar la acción   cambiaria  ; a partir de ello, negó a la acción iniciada en los tribunales de Capital por el señor Azcona virtualidad para interrumpir la prescripción operada.
2. Contra dicho pronunciamiento se alzó la parte actora por vía del recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley en el que denunció infracción de los arts. 272, 277   y   34 inc. 4 del Código Procesal Civil   y   Comercial; 3986 del Código Civil.
3. Considero que el recurso ha sido mal concedido.
Se ha dicho luego de recordar que las decisiones recaídas en un juicio ejecutivo no revisten (en principio) carácter de definitivas en el concepto del art. 278 del Código Procesal Civil   y   Comercial, que no constituyen excepciones a esta regla las siguientes situaciones:
a) la que hace lugar a la excepción de inhabilidad de título por entender que la constancia de saldo deudor de cuenta corriente bancaria debe reunir los requisitos establecidos en los párrafos 1   y   2 del art. 793 del Código de Comercio para constituir título ejecutivo (conf. Ac. 44.285, sent. del 5III1991 en «Acuerdos   y   Sentencias», 1991I246; Ac. 57.689, sent. del 6VIII1996 en «D.J.B.A.», 151,216; Ac. 77.051, sent. del 3X2001);
b) la que declara la nulidad de las notificaciones realizadas con relación a uno de los coejecutados   y   de los actos consecuentes (conf. Ac. 55.790, resol. del 26VII1994);
c) la que determina que el instrumento acompañado para iniciar la acción no reúne los extremos necesarios para habilitar la vía ejecutiva (conf. Ac. 65.147, resol. del 10XII1996); d) la que hace lugar a la excepción de inhabilidad de título por entender que a la fecha de certificación del saldo deudor la cuenta corriente no se hallaba cerrada (conf. Ac. 69.522, resol. del 9XII1997; Ac. 87.630, resol. del 9IV2003);
e) la que hace lugar a la inhabilidad de título por considerar que la certificación de la deuda fue emitida luego de encontrarse cerrada la cuenta corriente incorporando supuestos débitos posteriores (conf. Ac. 74.625, resol. del 4V1999).
Este Tribunal ha negado a todas las sentencias antes reseñadas el carácter de «definitivas» a los efectos de abrir su instancia extraordinaria porque entendió que en ninguna de ellas la alzada se había pronunciado sobre la existencia del crédito, ni se habían agotado por ello las vías hábiles para lograr su percepción (v. además Ac. 81.911, resol. del 27VI2001; Ac. 83.357, resol. del 13II2002; Ac. 92.952, resol. del 9II2005).
Como regla general ha dicho esta Corte que corresponde vincular el concepto de sentencia definitiva con la posibilidad de cancelar vías hábiles para lograr la reparación de un derecho lesionado, pues mientras la cuestión pueda renovarse en otra oportunidad procesal o en otro juicio, en tanto existe un medio por el que sea viable reparar el agravio causado por la violación o errónea aplicación de la ley o de la doctrina legal, no ha de tenerse un pronunciamiento por definitivo.
La nota de «definitividad» para los fines de los arts. 278   y   281 del Código Procesal Civil   y   Comercial se patentiza cuando se decide de modo final sobre la existencia o suerte del derecho de fondo (conf. Ac. 33.142, sent. del 16XII1986 en «Acuerdos   y   Sentencias», 1986IV394; Ac. 42.312, sent. del 26IX1989 en «Acuerdos   y   Sentencias», 1989III480; Ac. 42.582, sent. del 11XII1990 en «Acuerdos   y   Sentencias», 1990IV486; Ac. 44.285, sent. del 5III1991 en «Acuerdos   y   Sentencias», 1991I246; Ac. 52.056, sent. del 4VII1995 en «Acuerdos   y   Sentencias», 1995II753; Ac. 57.689, sent. del 6VIII1996 en «D.J.B.A.», 151216; Ac. 80.249, resol. del 27XII2000; Ac. 77.051, sent. del 3X2001; Ac. 72.124, sent. del 19II2002; Ac. 85.458, sent. del 16II2005).
A la luz de estas doctrinas la sentencia del a quo carece del atributo de definitividad especificado en la medida en que la prescripción declarada perjudica sólo a la acción ejecutiva para la percepción del crédito, pero no compromete la posibilidad de hacerlo acudiendo a la vía causal (art. 551, C.P.C.C.).
Por otra parte, así lo ha entendido la alzada al finalizar el acuerdo en donde se expresó que «toda la evaluación hecha sobre la eficacia interruptiva de la demanda aludida lo es estrictamente desde el plano del derecho caratular   y   con relación a las acciones específicas que concede para su cobro…» (v. fs. 539).
4. Si lo que dejo expuesto es compartido deberá declararse mal concedido el recurso extraordinario de inaplicabilidad de ley interpuesto (art. 278, C.P.C.C.).
Oído el señor Subprocurador General, doy mi voto por la negativa.
Los señores jueces doctores Roncoroni, Pettigiani, Kogan   y   Genoud, por los mismos fundamentos del señor Juez doctor Hitters, votaron la primera cuestión también por la negativa.
A la segunda cuestión planteada, el señor Juez doctor Hitters dijo:
En atención a lo acordado al votar la primera cuestión, no corresponde el tratamiento de la restante planteada.
Los señores jueces doctores Roncoroni, Pettigiani, Kogan   y   Genoud, por los mismos fundamentos del señor Juez doctor Hitters, votaron la segunda cuestión en igual sentido.
Con lo que terminó el acuerdo, dictándose la siguiente

S E N T E N C I A
Por lo expuesto en el acuerdo que antecede, oído el señor Subprocurador General, se declara mal concedido el recurso extraordinario interpuesto (art. 278, C.P.C.C.).
El depósito previo deberá reintegrarse al recurrente por la forma de resolver (art. 293, C.P.C.C.).
Notifíquese   y   devuélvase.

Ir arriba