Sociedad Conyugal /bienes en el matrimonio/familia

Sociedad Conyugal /bienes en el matrimonio/familia

Sociedad Conyugal /bienes en el matrimonio/familia

La sociedad conyugal es el conjunto de bienes afectados a los intereses comunes del matrimonio; es una especie de sociedad civil pero sin tener una personalidad jurídica distinta de sus miembros.

Existen en la doctrina Argentina otras formas de entender la sociedad conyugal, algunos le llaman condominio, sociedad, comunidad de derechos, patrimonio de afectación y otras denominaciones.

El capital de la sociedad conyugal está constituído por los bienes propios de la mujer, bienes propios del marido y bienes gananciales.

La sociedad conyugal tiene a su cargo: la manutención de la familia, de los hijos comunes y de los hijos legítimos de uno de los cónyuges; los alimentos que cada cónyuge está obligado a dar a sus ascendientes, la conservación de los bienes particulares de cada cónyuge, las deudas y obligaciones contraídas por el matrimonio y los adquiridos por hechos fortuitos como lotería, sorteos, etc.

Básicamente son bienes propios los que integran los siguientes grupos:

  1. Los llevados al matrimonio, es decir aquellos cuya propieda ha sido adquirida antes de la celebración de éste.
  2. Los adquiridos después de la celebración del matrimonio, cuando la adquisición es a título gratuito como por herencia, donación o legado.
  3. Los adquiridos por permuta por otro bien propio, por la inversión de dinero propio, o por la reinversión del dinero obtenido de la venta de algún bien propio.
  4. Los aumentos materiales de los bienes propios.
  5. Los adquiridos durante el matrimonio pero por título o causa anterior a él.

Los bienes gananciales están formados por:

Los bienes que cada uno de los cónyuges o ambos adquiriesen durante el matrimonio por cualquier título que no sea herencia, donación o legado.  Y comprenden:

  1. Las adquisiciones onerosas: los bienes adquiridos durante el matrimonio por compra u otro título oneroso, aunque sea en nombre de uno solo de los cónyuges.
  2. Las adquisiciones fortuitas como lotería, juegos y apuestas.
  3. Los frutos naturales o civiles de los bienes comunes o de los propios de cada uno de los cónyuges, percibidos durante el matrimonio.
  4. Los frutos del trabajo: los frutos civiles de la profesión, trabajo o industria de ambos cónyuges o de cada uno de ellos.
  5. Las mejoras que se hayan hecho durante el matrimonio, a los bienes propios.

Dentro de la sociedad conyugal, cada cónyuge administra y dispone de sus bienes propios y de los gananciales adquiridos por su trabajo personal o por cualquir título legítimo.

La disolución de la sociedad conyugal produce la separación de bienes.

Para gravar o disponer los bienes gananciales, tratándose de inmuebles o muebles registrables es necesario el consentimiento de ambos cónyuges.

También te puede interesar:

  1. Bien de Familia, protección de la vivienda única
  2. Patria potestad de los hijos