Los derechos y deberes de los cónyuges

Los derechos y deberes de los cónyuges

El Art. 198 del Código civil establece:  Los esposos se deben mutuamente fidelidad, asistencia y alimentos.

El derecho positivo se limita a disponer un sistema de derechos y deberes entre los cónyuges, que, en conjunto, da las bases sustanciales para que se instaure la comunidad de vida a que los cónyuges acceden por el acto jurídico de celebración del matrimonio

Los rasgos más característicos de los derechos emergentes del matrimonio son los siguientes:

a) Reciprocidad

El sujeto de ellos tiene junto a sí al titular de un derecho subjetivo idéntico al suyo, lo que se expresa comúnmente con la calificación de recíproco, de manera que al derecho de uno de los esposos se corresponde al deber correspondiente del otro cónyuge.

b) Orden público

Las normas sobre derechos y deberes de los cónyuges son de orden público, ajenas, por lo tanto, a la voluntad de los esposos dada la trascendencia del matrimonio para la sociedad. Las modificaciones que se admitan a su régimen legal tienen siempre sustento normativo y requieren alguna forma de intervención judicial.

e) Permanencia

Los derechos y deberes matrimoniales participan de la permanencia del matrimonio e, incluso, la sobrepasan en vida de los ex cónyuges en supuestos legalmente previstos.

d) Contenido

Pueden ser personales o patrimoniales. Los derechos y deberes de fidelidad, asistencia y alimentos son personales, si bien el alimentario comparte naturaleza patrimonial.  Los patrimoniales en cambio son los que surgen de la conformación de la sociedad conyugal.

También te puede interesar:

Efectos patrimoniales del divorcio, separación de bienes y alimentos

Sociedad Conyugal: bienes en el matrimonio