Habeas Data. Requisitos para su admisión.

Habeas Data. Requisitos para su admisión.

La simple interposición de un recurso de habeas datas no asegura un feliz resultado sino se cumplen ciertos requisitos ordenados por la ley para su admisión.

Conforme lo entiende la doctrina, el hábeas data programa una subespecie de amparo, o amparo específico que algunos autores califican como “amparo informativo” o “amparo informático”
Por lo tanto si el interesado no cumple con la carga de justificar la manifiesta arbitrariedad que debe animar el grave y excepcional remedio del hábeas data, sella la suerte adversa de la acción que intenta.
El hábeas data en Argentina prevé cuatro metas fundamentales: acceder a la información, rectificarla,  suprimirla y asegurar su confidencialidad -

Requisitos:

Como requisito de la admisión formal de su trámite, el promotor de dicho remedio, deberá alegar que los registros del caso incluyen información que es inexacta o que puede provocarle discriminación, debiendo tenerse además presente, que como variable que es de la acción de amparo, el hábeas data está sometido a las previsiones constitucionales de aquélla. Entre las que se cita según el nuevo texto constitucional, la necesidad de que el acto lesivo padezca de una arbitrariedad o ilegalidad manifiesta -

Un fallo judicial en el que se rechaza un habeas data:

Cám. Nac. Civ y Com. Federal Sala III – Buenos Aires – 21/05/98 – Bacigaluz Saez, L.E. c/ Banco central de la Rep. Argentina s/ Hábeas data ( Art. 43 Const. Nac.)

Dictamen del Fiscal ante la Cámara.

Observo que el recurrente no aporta argumentos suficientes para fundar su acción de hábeas data. Reitero que – en rigor – se limita a formular el deseo de obtener información, lo cual no basta para admitir la vía procesal intentada. La institución aludida – todavía sin adecuada reglamentación legal – está incluida en la Constitución Nacional juntamente con la acción de amparo, con la cual parece identificarse o, al menos, tener con ella rasgos suficientemente análogos como para que el texto constitucional diga: “Toda persona podrá interponer esta acción para tomar conocimiento de los datos a ella referidos…” (art. 43 – tercer párrafo – Constitución Nacional), esta acción parece ser, literalmente, la mencionada en el primer párrafo del citado art. 43, es decir, la acción expedita y rápida de amparo”.

Quiere decir que no cuadra emplear el camino del hábeas data como vehículo de cualquier pedido de informes, siendo que en el caso deben aplicarse las normas federales en juego y no otras normas locales ajenas a la competencia de V.E.

Opino, pues, que V.E. debe confirmar el pronunciamiento recurrido. Abril 2 de 1998. José María Medrano.

Buenos Aires, mayo 21 de 1998. Y Visto: El recurso de apelación interpuesto y fundado a fs. 10/11, contra la resolución de fs. 8/9, que rechazó in limine la acción intentada, y Considerando: Se agravia la accionante contra la decisión de fs. 8/9, en cuanto el Sr. juez a quo rechazó in limine el hábeas data promovido por su parte.

Al respecto, cabe señalar que el art. 43 de la Constitución Nacional en su actual redacción expresa: “Toda persona puede interponer acción expedita y rápida de amparo, siempre que no exista otro medio judicial más idóneo, contra todo acto u omisión de autoridades públicas o de particulares, que en forma actual o inminente lesione, restrinja, altere o amenace, con arbitrariedad o ilegalidad manifiesta, derechos y garantías reconocidos por esta Constitución, un tratado o una ley…”; agregando a su vez en su tercer párrafo que “…Toda persona podrá interponer esta acción para tomar conocimiento de los datos a ella referidos y de su finalidad, que consten en registros o bancos de datos públicos, o los privados destinados a proveer informes, y en caso de falsedad o discriminación, para exigir la supresión, rectificación, confidencialidad o actualización de aquéllos” (conf. Constitución Nacional, publ. Del 23/08/94).

Conforme lo entiende la doctrina, el precepto transcripto programa una subespecie de amparo, o amparo especifico, conocido en el derecho comparado como hábeas data que algunos autores califican como “amparo informativo” o “amparo informático” (v. Sagüés, Néstor P., “Derecho Procesal Constitucional. Acción de Amparo”, Astrea, Buenos Aires, 1995, nros. 332 y 333, 346 y sgtes., págs. 652 a 657 y 677 a 683; Bianchi, Alberto B., “Hábeas data y derecho a la privacidad, en ED, 161-866, Puccinelli, Oscar R., “Hábeas data. Aportes para una eventual reglamentación”, en ED, 161-913).

En lo sustancial, puede decirse que el hábeas data argentino prevé cinco metas fundamentales: acceder a la información, rectificarla, suprimirla y asegurar su “confidencialidad”. Sin embargo, como requisitos de la admisión formal de su trámite, el promotor de dicho remedio, deberá alegar que los registros del caso incluyen información que es inexacta o que puede provocarle discriminación, debiendo tenerse presente además, que como viable que es de la acción de amparo, el hábeas data está sometido a las previsiones constitucionales de aquélla, entre las que se cita según el nuevo texto constitucional, la necesidad de que el acto lesivo padezca de una “arbitrariedad o ilegalidad manifiesta” (conf. Sagüés, N. P., op. cit., nº 349, ps. 681/82; CNCiv., sala A, 8-9-97, “Pochini, Oscar de Jesús y otro c. Organización Veraz, S.A.”, ED, 174-681, LL, diario del 6/11/97).

No se advierte entonces en los términos en que ha sido propuesta la pretensión, la concurrencia de los recaudos mínimos necesarios que la tomen procedente. La interesada no cumple con la carga de justificar la manifiesta arbitrariedad que debe animar el grave y excepcional remedio que se intenta, quedando de tal forma sellada la suerte adversa de la acción incoada.

Por lo expuesto, y de conformidad con lo dictaminado por el Sr. Fiscal de Cámara en el dictamen precedente, que el Tribunal comparte y a los cuales se remite por razones de brevedad, se resuelve: Confirmar la resolución apelada.

Firman únicamente los suscritos por hallarse vacante la restante vocalía de la sala (art. 109, RPJN). Regístrese, notifíquese – al Sr. Fiscal de Cámara en su despacho – y devuélvase. Amadeo – Bulygin.