Divorcio Vincular, argumentos a favor y en contra.

Divorcio Vincular, argumentos a favor y en contra.

Divorcio vincular: Se llama “vincular” al divorcio porque  produce la ruptura del vínculo y la disolución de la sociedad conyugal.   Se requieren determinados motivos o causas  para que el juez lo conceda.

Entre las más frecuentes causales dentro de la demanda de divorcio se cuentan el adulterio, los malos tratos, la falta de cumplimiento de los deberes conyugales, las injurias graves y el abandono del hogar voluntario y malicioso.

En el caso de la separación no se produce la disolución del vínculo como en el divorcio.

En nuestro derecho también se admite que ambos cónyuges soliciten al juez  su divorcio, prestando su consentimiento o de común acuerdo (dentro de los tipos de divorcio, éste último sería por presentación conjunta)

Las legislaciones admiten el divorcio vincular pues estiman inútil mantener la ficción de que existe unión cuando realmente no hay tal e incluso la situación de los hijos es peor por tener que ser testigos involuntarios de las desinteligencias matrimoniales.

Sin duda el divorcio vincular ha sido dentro del derecho de familia el mayores divergencias ha causado entre los juristas, existiendo los siguientes argumentos:

Argumentos en Contra del Divorcio Vincular:

a) Religioso: no debe ser admitido en países católicos

b) Interés social: la indisolubilidad del matrimonio es la base de la organización de la familia que sustenta la sociedad, por lo tanto, dicen debe prevalecer el interés social sobre el interés individual.

c) Interés de los hijos: cuya formación quedaría en manos de una madrastra o padrastro

d) Finalmente han dicho que “el divorcio engendra el divorcio”.

Argumentos a favor del divorcio vincular:

a) La ideas religiosas no le competen al legislador, quien debe preocuparse por los problemas sociales, el legislador debe decidir lo que según su conciencia consulte mejor el interés social.

b) Interés social: sin la existencia del divorcio vincular, los matrimonios jóvenes se separan igual y forman parejas irregulares o de hecho; en cambio si se pueden divorciar, formarán nuevamente matrimonio.

c) Tampoco es verdadero que el interés de los hijos se vea beneficiado por ser criado sólo por una madre o un padre separados.

d) Por último no es cierto que el divorcio engendre el divorcio, pues es un hecho social de múltiples causas, y la ley en el caso de divorcio lo único que hace es ordenar una situación de separación y uniones irregulares que ya se habían dado en la sociedad; y que necesitaban un ordenamiento jurídico.

También te puede interesar:

Divorcio de común acuerdo/presentación conjunta/mutuo acuerdo

Divorcio por adulterio

Divorcio sin culpa

Efectos patrimoniales del divorcio

Efectos del divorcio respecto de los hijos y tenencia

Divorcio contradictorio y demanda de daños contra el culpable

Sociedad Conyugal/bienes en el matrimonio/familia