Suspensiones laborales

Suspensiones laborales

Suspensiones laborales

La suspensión de la relación de trabajo dispuesta por el empleador, requiere el cumplimiento estricto y minucioso de los recaudos previstos por la ley.  La relevancia del tema está dado porque la suspensión implica suprimir la obligación de dar trabajo y pagar salarios.

Tipos de suspensiones previstas por la Ley de Contrato de Trabajo:

a) Suspensión disciplinaria: se basa en la necesidad del mantenimiento del orden interno y de la autoridad dentro de una empresa.Se puede usar de ella sólo por justa causa achacable al trabajador, por incumplimiento (falta) de los deberes laborales.La medida debe ser proporcional a la falta cometida y teniendo en cuenta los antecedentes del trabajador.

El tope legal máximo del plazo de suspensión es de 30 días al año.

¿Qué puede hacer el trabajador?

El trabajador puede cuestionar la medida, si es injusta,  mediante telegrama laboral.  Y si se hubieren dispuesto suspensiones en exceso del plazo legal (30 días para las disciplinarias y 90 días en conjunto con las de fuerza mayor, podrá darse por despedido y reclamar las indemnizaciones correspondientes.

b) Suspensiones por causas económicas:La ley de contrato de trabajo  denomina esta suspensión del trabajador como: “falta o disminución de trabajo”(art. 214).Las causas, esta vez, están en la esfera del empleador quien puede estar en una situación de crisis de empresa.Para aplicar esta clase de suspensión debe existir para el empleador una “excesiva onerosidad sobreviniente”; encontrarse en graves dificultades económicas y no responder a los riesgos empresarios comunes del mismo giro de la empresa.Según sea el número de empleados que se pretenda suspender existen procedimientos especiales tendientes a la autorización o conciliación.

c) Suspensiones por fuerza mayor:En este caso las suspensiones operan por hechos ajenos e irresistibles como un incendio, la rotura de máquinas u otros que impiden la prestación y la dación del trabajo.

d) Suspensiones preventivas: Por último la ley de contrato de trabajo estipula que en el caso de que exista un proceso penal iniciado contra el trabajador, es causal que habilita al empleador a disponer la suspensión del contrato de trabajo.Ya sea que la denuncia la haya realizado el mismo empleador, un tercero o se haya iniciado de oficio.Esta medida es voluntaria, el empleador la puede aplicar o no, dependerá, en última instancia de ponderar si se ha perdido la confianza en la que debe basarse una relación laboral.Obviamente, si el trabajador estuviera detenido, la suspensión será automática.

También te puede interesar:

  1. Suspensión del trabajador, precautoria
  2. Indemnización por antigüedad